Cuando dar la mano se convierte en abrazo

Cuando dar la mano se convierte en abrazo

Antes que nada, quiero agradecer a quienes han tenido sesiones conmigo en el templo por permitirme tener ese contacto.

Ha sido un viaje maravilloso hasta ahora y espero tener la oportunidad de dar la bienvenida a más y más almas hermosas al Templo del Tantra.

Cuando se hace una solicitud a través de la página web, uno sólo tiene una vaga idea de lo que será.
Vienes aquí con tus propias inquietudes, miedos, sueños, ideas y expectativas. Pero el objetivo es que en el Templo se cree un ambiente sagrado y seguro en el cual puedas relajarte, olvidarte de los miedos y el estrés, abrirte y simplemente ser.

Es verdaderamente maravilloso ver la transformación que se da en una sesión, la manera en que la persona comienza a abrirse para después marcharse con una gran sonrisa en el rostro.

Llegas al Templo Tantra, me ves por primera vez, no nos conocemos.

De repente te encuentras en un ambiente íntimo con una completa desconocida.

En este punto probablemente muchos pensamientos atraviesan tu mente, ya sean de tipo sexual, emocional o intelectual, el crecimiento y la transformación comienzan aquí.

Necesitas confiar, necesitas dejarte ir, relajarte y creer que este intercambio de energía es exactamente lo que te hace bien.
Lo mismo me ocurre a mí, confío en ti, comparto mi espacio contigo con la mi corazón abierto.

Entonces ocurre la sanación y el apretón de manos inicial se derrite para dar lugar a un abrazo al final de nuestra sesión.

Los mejores deseos a todos,

Zana